Federación Autismo Andalucía

FEDERACIÓN ANDALUZA DE PADRES CON HIJOS CON TRASTORNOS DEL ESPECTRO AUTISTA

Get Adobe Flash player

SIGUENOS EN:

 twitter-2 youtube facebook gicon4

Busca subvenciones

Submit to FacebookSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

¿Qué son los TEA?

El autismo es una condición que afecta el modo que una persona ve el mundo, procesa la información y actúa recíprocamente con otras personas. A las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA en adelante) les resulta difícil desarrollar relaciones sociales, comunicarse y pensar en abstracto. Aunque un grupo de personas con TEA tiene dificultades de aprendizaje, otros tienen capacidades intelectuales iguales o superiores a la media. 

Se define como una profunda alteración de diferentes funciones del sistema nervioso central, que configuran este trastorno como una discapacidad diferente con entidad propia y generando unas necesidades de tratamiento específico y especializado. Diferentes investigaciones sostienen su origen biológico.

Estamos ante una discapacidad de expresión múltiple que se nos presenta como un verdadero continuo en cuanto a grados y niveles, con una gran variedad de expresiones clínicas y conductuales, dada la diversidad de niveles intelectuales que oscilan entre la discapacidad intelectual profunda y niveles normales e incluso superiores de inteligencia. Tal abanico de realidades ha llevado a manejar en la actualidad el concepto de Trastornos del Espectro Autista.

Estas alteraciones afectan a varios ámbitos del desarrollo: interacción social, lenguaje, comunicación y el pensamiento:

  • Interacción Social. Las dificultades en este ámbito pueden presentarse de diferentes formas dependiendo de la persona: desde mostrar poco interés por los demás y preferir actividades en solitario, hasta una aceptación pasiva de los otros, aunque con importantes dificultades para iniciar y mantener las relaciones, compartir intereses y desarrollar interacciones recíprocas. A las personas con TEA les resulta especialmente complicado entender las normas sociales que para el resto son habituales (cómo comportarse, saludar, o hacer preguntas, esperar turnos...). Lo mismo les ocurre con muchas de las expresiones emocionales (tristeza, odio, alegría, enfado...). Además, presentan dificultades para establecer relaciones de amistad o amor. En aquellos casos en los que realmente desean entablar relaciones sociales, también encuentran dificultades: sus temas de interés son reducidos y limitados, tienen falta de empatía con los demás, les cuesta adaptarse a su interlocutor, no entienden bien las normas sociales y tampoco comprenden la comunicación no verbal, por lo que las interacciones sociales se vuelven muy complejas.
  • Comunicación. Aunque en distintos niveles, dependiendo del grado de  afectación, estas personas suelen tener dificultades para comprender y expresar mensajes orales. Muchas personas con TEA carecen de lenguaje y presentan problemas de "comprensión": problemas de expresión oral, desde el mutismo absoluto o ecolalias, hasta inversión pronominal, dificultades con el tono y el ritmo de la entonación, o dificultades conversacionales como temas de interés repetitivos, dificultades para establecer contacto ocular y para comprender los gestos y posturas de los demás. Tampoco entienden las frases con doble sentido, bromas, lenguaje metafórico, por lo que, incluso aquellos que disponen de capacidades verbales adecuadas, pueden tener problemas para seguir correctamente una conversación.
  • Imaginación. Su pensamiento simbólico es muy limitado, lo que supone grandes dificultades para imaginar y elaborar fantasías, organizar el tiempo o desarrollar actividades de manera espontánea. Por ello, pueden aparecer ciertos comportamientos obsesivos y rígidos (afán exagerado por el orden de los objetos, movimientos estereotipados, rutinas, temas de interés recurrentes y peculiares y gran dificultad para adaptarse a los cambios).

Sus síntomas se manifiestan de forma diversa en las distintas edades, acompañando a la persona durante todo su ciclo vital (Frith, 2004). Aunque alrededor un 75 % de las personas con TEA presenta discapacidad intelectual, el resto tiene capacidades intelectuales iguales o superiores a la media.Generalmente, a medida que estas personas se acercan a la edad adulta, tienden a estabilizar su conducta, mejorando las relaciones con los demás y desarrollando un mayor grado de autonomía personal. Sin embargo, es muy posible que ello no sea suficiente para que puedan adaptarse a las demandas que plantea nuestra sociedad, y precisarán apoyo a lo largo de toda su vida. Los programas de educación especializada, el desarrollo de habilidades adaptativas y la coordinación entre profesionales, familias e instituciones públicas y privadas para proporcionar los recursos adecuados para una inserción social adecuada, son el camino hacia la implantación de niveles de calidad de vida en igualdad de condiciones al resto de los miembros de la comunidad.

El autismo es una condición que afecta el modo que una persona ve el mundo, procesa la información y actúa recíprocamente con otras personas. A las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA en adelante) les resulta difícil desarrollar relaciones sociales, comunicarse y pensar en abstracto. Aunque un grupo de personas con TEA tiene dificultades de aprendizaje, otros tienen capacidades intelectuales iguales o superiores a la media.

Se define como una profunda alteración de diferentes funciones del sistema nervioso central, que configuran este trastorno como una discapacidad diferente con entidad propia y generando unas necesidades de tratamiento específico y especializado. Diferentes investigaciones sostienen su origen biológico.

Estamos ante una discapacidad de expresión múltiple que se nos presenta como un verdadero continuo en cuanto a grados y niveles, con una gran variedad de expresiones clínicas y conductuales, dada la diversidad de niveles intelectuales que oscilan entre la discapacidad intelectual profunda y niveles normales e incluso superiores de inteligencia. Tal abanico de realidades ha llevado a manejar en la actualidad el concepto de Trastornos del Espectro Autista.